Ser creativo y diseñar, una manera de comunicarse gracias al cannabis

Para algunos, se trata de una planta sobrestimada, para otros aún falta mucho por conocer de la misma, se trata del el cannabis, marihuana, hachís, sean o no semillas feminizadas de marihuana, o como quiera que la llamen alrededor del mundo. Es conocido que muchos de los que consumen la planta, afirman que su estado de ánimo y su creatividad son elevadas luego de consumirla, por lo que no se trata de una leyenda o un mito, pero también se sabe que las investigaciones en este ámbito no han sido las más extensas y lo suficientemente concluyentes, aunque se está iniciando una actualización de lo que siempre se ha intuido, es decir, de que el cannabis tiene la propiedad de hacerte más creativo.

Y es que los registros de la historia nos han relatado que gran cantidad de artistas, comunicadores, diseñadores, pensadores, entre otros, que han sido brillantes en sus épocas y en nuestros tiempos se han encargado de hacer mención del cannabis como una gran influencia creativa, de manera que ello no se trata de ningún secreto. Los grandes centros artísticos del mundo y ello incluye al no menos relevante Silicon Valley, han sucumbido a los influjos del cannabis, con el que se ha inducido una manera de pensar que resulta innovadora y que ha conducido a numerosos de los avances tecnológicos que han hecho de nuestras vidas lo más ágiles, mientras que del arte, lo más exquisito. Ya en su momento Frida Kahlo y Diego Rivera se conformaban como parte de los innumerables artistas que tiñeron sus lienzos de la mano con el cannabis; y a ellos le siguen Steve Jobs o Carl Sagan quienes elogiaron la visión futurista de la planta antes de su último aliento.

Pero, ¿qué opina la ciencia al respecto?

De acuerdo a la revista ‘Consciousness and Cognition’ en una publicación de 2017 señala que, se descubrió que al generar algo de felicidad a través del cannabis podría colaborar en la conexión de conceptos que aparentemente no se encuentran relacionados. Suelen ser este tipo de situaciones de las que hacen mofa en las películas donde se presentan personas que fuman marihuana, pero que se convierten en «pensamiento divergente», donde el cerebro se encarga de desatar un verdadero torrente de ideas bastante originales, convirtiéndose en realidad en un precursor esencial de la creatividad. Además, dicho estudio sugiere además que el cannabis también es capaz de ayudarnos a liberar nuestra mente de pensamientos y asociaciones comunes, lo cual conduce a un tipo de ingenio que genera ideas innovadoras, aunque este mecanismo no suele ser tan sencillo como se podría pensar.

Al parecer, se cuenta con dos factores que principalmente se encargan de determinar en qué medida el cannabis pueden afectar el consumo de cannabis a los niveles de creatividad: primero, la cantidad de cannabis que se ha consumido y luego, lo creativo que eres de manera natural. En 2012 se llevó a cabo un estudio a manos de investigadores de la Universidad de Londres donde se sugiere, quizás de manera contraria a la intuición, que si eres naturalmente creativo, el cannabis no incrementará en mucho tu producción creativa pues esta ya viene de serie. Pero si el caso se trata de aquellos que de forma normal no son muy imaginativos, ello podría impulsar de manera sustancial la creatividad. Por lo que se deduce que el cannabis también es capaz de levantar el llamado “bloqueo del artista” para aquellos que no ubican su musa, sin considerar su inclinación natural hacia el pensamiento creativo.