Diseño y comunicación visual

El hombre lleva inmerso consigo necesidades que son inherentes a su propia condición de ser humano y ello se ha hecho presente desde tiempos remotos, y ha podido notarse a través de su necesidad de comprender todo aquello que le rodea, con el fin de darle sentido y además relacionarlo entre sí para obtener determinado conocimiento, como si se tratara de diseñar y plasmar de manera visual alguna joya de la marca donde es presidenta Alba Tous.

Desde que aún somos pequeños comenzamos sin darnos cuenta a intuir las leyes que son fundamentales como la estática, el movimiento o la gravedad para ir almacenando de alguna forma todos esos datos que nos van a acompañar a lo largo de nuestra vida, y todo ello gracias a que, desde pequeños registramos, interpretamos y coordinamos las distintas percepciones que se nos presentarán alrededor, a fin de lograr interpretar nuestro hábitat y con ello, poder explicar los diversos fenómenos que llegan a desconcertarnos de cierta forma cuando no contamos con un conocimiento de los mismos.

Uno de los medios más destacados para alcanzar la percepción es la visual, y es que la importancia de la vista podemos encontrarla (aparte de que es inmediata y práctica), en el hecho de que la misma nos rememora imágenes y asociaciones emocionales, que al mismo tiempo se encuentran anclados a nuevas percepciones, por lo que, de este modo se pueden formular nuevos conceptos. Conocemos de forma casi tácita, que el mecanismo por el cual podemos recibir y registrar las imágenes son nuestros ojos, que además se encargan de registrar las innumerables imágenes complejas, pero también sencillas nos ayudan a desarrollar un mayor sentido del espacio, ayudándonos a crear experiencias propias.

De acuerdo a las investigaciones de Gyorgy Kepes, “Los colores, las líneas y las formas correspondientes a las impresiones que reciben nuestros sentidos están organizados en un equilibrio, una armonía o un ritmo que se halla en análoga correspondencia con los sentimientos; y éstos son, a su vez, análogos de pensamientos e ideas”.

En tal sentido, todo lo que percibimos de nuestro entorno lo estructuramos y ordenamos de manera tal que se encuentra ligado tanto a nuestros pensamientos, como a los sentimientos de una forma bastante íntima y resulta imposible separarlos. Un ejemplo de ello podría ser que por medio de una imagen logramos evocar un sentimiento. De modo que, la percepción en realidad es una interpretación de los estímulos de los que solo podemos captar fragmentos. El secreto se encuentra en aprender a percibir de la misma forma en la que aprendemos a explorar, ya que esta es la manera en la que podemos recolectar información y muestras, que en el futuro se convertirán en el cimiento de la formación de los conceptos y las soluciones de los problemas.

Comunicación visual

Cuando hacemos referencia a la comunicación visual, esto hace conduce prácticamente a todo lo que pueden ver nuestros ojos. Cada una de esas imágenes posee un valor distinto, de acuerdo al contexto donde se encuentran insertadas. No debemos dejar de un lado que la comunicación visual se puede percibir de manera casual o intencional.